Inscríbete en UNT

Video del momento

Nuestras actividades

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
Share

En la mayoría de las ocasiones cuando se analiza la crisis que vive Venezuela y padecen los venezolanos, se hace básicamente hincapié en el área económica. Se menciona la escasez, la caída de la producción nacional y la temible inflación que se come el ingreso de los venezolanos.

Pero ante las dimensiones de la crisis, lo pertinente es mirar otros aspectos relacionados con la crisis y que serán mucho más difíciles de superar, como por ejemplo el daño que se le está causando a un sector muy amplio de la sociedad y sobre todo a los niños.

¿Se ha detenido usted a evaluar cuál será el futuro de los miles de niños que están padeciendo de hambre o comiendo de la basura?

¿Se ha detenido a pensar qué será de los niños que están en plena gestación en el vientre de las madres que no sólo no se alimentan bien, sino que tampoco están consumiendo los medicamentos para el desarrollo de ese feto?

Lamentablemente una generación completa de venezolanos está en peligro. Serán niños con severos problemas de crecimiento, de desarrollo intelectual y con una salud sumamente frágil. Pero además estarán a merced de un sistema público de asistencia médica sumamente vulnerable.

Nuestros hospitales están en ruinas. No hay insumos, ni equipos suficientes para que nuestros médicos cumplan con su deber. Literalmente están haciendo milagros. No hay como evitar que las secuelas de la crisis afecten a los niños. Ni tampoco pueden evitar que nuestras madres embarazadas por lo menos reciban alguno de los medicamentos o suplementos que requieren para el crecimiento acorde de esos infantes.

La situación es terrible. Si tomamos en consideración una parte de los datos que arrojó la última “Encuesta de Condiciones de Vida de los Venezolanos”, ENCOVI, veremos como 8 de cada 10 hogares venezolanos están en la pobreza y 5 de cada 10 se ubican en pobreza extrema.

Ese diagnóstico en cualquier país normal y con un gobierno serio, hubiese generado una declaratoria de emergencia nacional. Pero como el desgobierno venezolano para nada es normal, mientras la crisis condena al hambre a miles y miles de coterráneos, ellos festejan el Carnaval y bailan en cadena nacional.

¡Qué descaro! Hoy más que nunca Venezuela necesita de la Unidad de todos los demócratas y ciudadanos que aman la libertad, para que hagamos realidad la cruzada del rescate del país. Construyamos el cambio.

@PabloPerezOf

Share

La voz autorizada de Marck Zukerberg, creador de Facebook, guindó una nota en su muro para informar que el vecindario virtual había alcanzado 1.800 millones de cuentas, casi 25 % de la población mundial esta conectada a las redes sociales. Noticia importante porque ya en esa dimensión como comunidad, la proporción es comparable en la historia a los habitantes de Roma antigua, que sin fronteras llegó a tener el millón de personas, porcentaje equivalente con relación al imperio.

La grandeza de Roma post-inicio de la cultura occidental, arranca de que copió-robó de Grecia casi todo lo que somos: lenguajes, ciencias, conceptos y comportamiento social incluidos. Quizás su mayor lunar negro fue que antes de las reglas claras de convivencia civil (leyes) que perpetuaron para bien de la humanidad Papiniano, Gayo, Ulpiano, y Justiniano I con su magno Curpus iuris civilis, los romanos habían copiado también el comportamiento bárbaro, depravaciones que entre otras razones, acabaron con el gran imperio. Cuando llegaron las leyes el daño estructural estaba hecho.

Mentiras verdaderas

Durante la terrible y tenebrosa Edad Media se conculcaron derechos del hombre establecidos en la antigüedad, avances importantísimos en los contratos sociales básicos, como la presunción de inocencia. Acusar personas sin pruebas se acostumbró en esa época oscura de la historia. Ese elemento clave de civilidad desapareció por 1200 años hasta que lo rescató Montesquieu. Ahora vamos al grano: hoy estamos en Venezuela de regreso al medioevo pero volando en la nube. No hay quien ponga orden al mundo 2.0 territorio salvaje y patíbulo, desmadre total ante los abusos de la barbarie. Allí prevalece una forma de canibalismo virtual, que-Dios-te-cuide de interponerte en los intereses de poderosos laboratorios, porque acusación, juicio y ejecución se dan en 140 caracteres y en 5 segundos desde una cuenta anónima con RT de miles de “seguidores” para hacerte tendencia. Un solo pataleo final como – derecho a la defensa- para el “culpable” es el bloqueo y denuncia a los abusadores de las teclas en la red respectiva. Pero ya nada se puede hacer, te convirtieron en un zombie del aire por una mala intención viral. Habrá que esperar a algún Justiniano global que imponga reglas básicas a ese invento que aun así, es maravilloso. Espero no sea tarde, por que no sabemos a donde puede mutar.

Dardos punta roma

-En estados inficionados de corrupción, se entroniza en el poder una compleja red, protegida por militares, de hechos delictivos cotidianos con capacidad de corromper parte importante de la sociedad. (Dijo Giovanni Falcone juez anti mafia asesinado en Palermo 1992)

-.“…El esfuerzo del fiscal acusador de los asesinos del juez , (comento el periodista del Corriere della serre que cubrió el juicio) entrega una hipótesis histórica difícilmente superable. Una parte del Vaticano, pero no todo el Vaticano; una parte de Cosa Nostra, pero no toda Cosa Nostra; una parte de la masonería, pero no toda la masonería (…) han malgastado capitales de origen mafioso. Más de esta investigación no ha sido posible hacer”.

-Aun con tantos años de oscuridad, el régimen hasta hace poco pudo, con el diálogo, cambiar parte de su mal destino y sus desviadas y no santas acciones. Pero ya es tarde, lo sucedido esta semana los deja sin maniobra final ante el mundo y no solo me refiero a Odebrecht, porque los nombres de los comisionistas vendrán de afuera. El gobierno compró todos los tíquets de las rifas del estatuto de Roma, art 7 y de la Carta Democrática ya sin la pirotecnia de un sector de la oposición el año pasado. Se acercan los premios y después de ojo sacao no vale Santa Lucia.

@mcarrillodeleon