Inscríbete en UNT

Video del momento

Nuestras actividades

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31

Leonardo Fernández - La urgencia electoral

El mes de enero se nos fue y el CNE no se pronunció ni dio señas de estar trabajando en un calendario electoral, lo cual va en contra de nuestro derecho a elegir a los gobernantes que es el principio más básico de la democracia.

Este año nos estamos jugando lo poco que nos queda del sistema democrático, pues la inacción del poder electoral para convocar elecciones, de cargos que están vencidos o por vencer, pone en riesgo el mismo derecho al voto. Si los venezolanos permitimos que cuatro rectoras se abroguen la decisión de extender los periodos constitucionalmente establecidos estaremos frente a la consolidación de una dictadura.

Para impedir el avance de la tiranía, los ciudadanos tenemos el deber de incorporarnos a la lucha para exigir un cronograma electoral, para elecciones de gobernadores y alcaldes. Los venezolanos elegimos a unos funcionarios por un tiempo determinado, y es nuestra potestad decidir si esas personas continúan o no ejerciendo esas funciones.

La facultad de envestir y despojar de poder a un individuo, debe recaer solo en el único soberano que es el pueblo de Venezuela. El precedente de postergar las elecciones regionales ya fue dañino, pero si este año no se convocan a comicios, bajo la excusa de la crisis económica, será el argumento para aplazar las elecciones presidenciales del próximo año, donde por fin podremos obtener el cambio que anhelan los ciudadanos y que necesita el país.

La dirigencia de la Unidad debe sostener una presión constante, desde la calle, el parlamento, las instituciones internacionales y el dialogo directo, para que se respete el derecho al voto. Para que esta presión sea efectiva, no solo deben participar los dirigentes y activistas de los partidos, sino todos los sectores de la sociedad, cumpliendo su deber de defender nuestras libertades.

Las encuestas son cada vez más claras, ante cualquier escenario electoral la derrota del gobierno sería estrepitosa. En una democracia normal este no sería un impedimento para realizar elecciones, pero bajo la tiranía de Maduro, de no haber un clamor nacional para un calendario electoral, la soberanía será conculcada por un grupo de rectoras que se piensan soberanas.

Leonardo Fernández

 

Share